noviembre 28, 2006

La confianza y las metodologías ágiles

Llevaba varios días dándole vueltas a una idea, que acabo de plasmar en un corto comentario en este interesante post sobre los " 7 paradigmas para ser ágiles". Es algo tan sencillo como que para moverse hacia las metodologías ágiles en una empresa, la idea fundamental es la C-O-N-F-I-A-N-Z-A. Confianza .
Al abandonar paulatinamente el control basado en procesos, empiezas a confiar en que las personas desarrollarán su trabajo de la manera adecuada por que saben hacerlo y quieren hacerlo. Esto tiene numerosas implicaciones. De repente el departamento de calidad no tiene que vigilar el obligado cumplimiento de normas, procesos y burocracia. Los jefes deben confiar en sus empleados (no me gusta decir "la empresa debe...". La empresa no confía, la empresa no siente ni padece). Los empleados y jefes deben confiar en sus compañeros.Confianza en los conocimientos de los empleados, en su sabiduría y buen hacer. Confianza en la palabra de las personas. No necesitas poner exhaustivamente todo por escrito. Confías en ellos, si te dicen algo, lo harán.
Pasar a un modelo colaborativo exige confiar. Cuando en una organización se han creado los procesos para controlar el trabajo, es dificil volver atrás. Pero no debe ser imposible.
Por algo Joel Spolsky dice que hay que contratar a los mejores, únicamente en las personas en las que estés convencido.

In principle, it’s simple. You’re looking for people who are

  1. Smart, and
  2. Get things done.
That’s it. That’s all you’re looking for.

Así puedes confiar en ellos.
Sin duda no es un paso fácil en muchas empresas.
  • Existen subcontrataciones que se controlan exageradamente por que "vete tú a saber qué hacen". Pero entonces ¿por qué se les contrato? ¿se confiaba en ellas? O quizás se ha perdido la confianza a lo largo del proyecto. Entonces el problema no es controlarlas, si no volver a confiar en ellas, analizar qué se hizo mal.
  • O a veces hay jefes de equipo que controlan al milímetro lo que hacen sus subordinados, cargándose un exceso de trabajo que no les corresponde, y siendo un cuello de botella en el proyecto.
  • Incluso cuando los trabajadores no se fían del trabajo de los demás, o lo desprecian si lo han hecho en otro equipo, se ponen zancadillas al buen desarrollo de los proyectos.
¿Se puede corregir esto con normas y procesos? Pues quizás a veces sí. Pero, si queremos movernos hacia las metodologías ágiles, por que creemos que pueden ser beneficiosas en un buen número de proyectos, centrándonos más en las personas que en los procesos, el objetivo debe ser recuperar la confianza.

Actualización, para los que no soleis leer los comentarios (!¿por qué nooo?!) :)
escéptico comenta:
1.- Un Jefe de Proyecto debe ser paranoico respecto a los procesos ("Las cosas pueden fallar") pero confiado respecto a las personas ("Mi equipo saldrá adelante").
Por desgracia a veces ocurre lo contrario: se desconfía de las personas pero aun así se mantienen planificaciones irreales.
2.- Realmente los que saben realizar el trabajo son los miembros del equipo. El Jefe de Proyecto se dedica a coordinar los esfuerzos, no a repasar, revisar lo que se hace.
Por desgracia hay Jefes de Proyecto que piensan que si se pudiesen clonar ellos mismos y reemplazar a su equipo, las cosas irían mucho mejor.
3.- Un Jefe de Proyecto está solo en cuanto a sus temores pero debe escuchar y prever los de su equipo.
Por desgracia hay Jefes de Proyecto que desaniman a su equipo con su actitud.
4.- Un Jefe de Proyecto debe defender a su equipo ante su Supervisor y filtrar los aspectos negativos de éste a sus colaboradores.
Por desgracia muchos Jefes de Proyecto se quejan de los malos mimbres que les han proporcionado y hacen de mera correa de transmisión de la presión ejercida desde arriba.
2ª Actualización: Para los futboleros, Oscar me hace notar que la confianza es importante en cualquier campo (¡hasta de fútbol!): La confianza y las caderas ágiles.

3 comentarios:

  1. Joer, se puede decir más alto pero no más claro.

    Sería muy interesante desarrollar una serie de prácticas que nos sirvan para fomentar y potenciar esa confianza. Igual que XP desarrolló prácticas para conseguir código más adaptable al cambio, alguna metodología (¿SCRUM?) debería tener prácticas de este estilo.

    Enhorabuena por el post!

    ResponderEliminar
  2. Escéptico1/12/06 12:47

    1.- Un Jefe de Proyecto debe ser paranoico respecto a los procesos ("Las cosas pueden fallar") pero confiado respecto a las personas ("Mi equipo saldrá adelante").
    Por desgracia a veces ocurre lo contrario: se desconfía de las personas pero aun así se mantienen planificaciones irreales.
    2.- Realmente los que saben realizar el trabajo son los miembros del equipo. El Jefe de Proyecto se dedica a coordinar los esfuerzos, no a repasar, revisar lo que se hace.
    Por desgracia hay Jefes de Proyecto que piensan que si se pudiesen clonar ellos mismos y reemplazar a su equipo, las cosas irían mucho mejor.
    3.- Un Jefe de Proyecto está solo en cuanto a sus temores pero debe escuchar y prever los de su equipo.
    Por desgracia hay Jefes de Proyecto que desaniman a su equipo con su actitud.
    4.- Un Jefe de Proyecto debe defender a su equipo ante su Supervisor y filtrar los aspectos negativos de éste a sus colaboradores.
    Por desgracia muchos Jefes de Proyecto se quejan de los malos mimbres que les han proporcionado y hacen de mera correa de transmisión de la presión ejercida desde arriba.

    Y así...

    ResponderEliminar
  3. jm, creo que unas prácticas para fomntar la confianza entrarían cai más en el plano de la psicología, y sobre todo del sentido común!!. Habrá que observar a aquellas personas en las que confiamos, y averiguar por qué lo hacemos.

    escéptico, si ya te digo que deberías escribir un blog. ;) Muy buenos ejemplos, me parece que alguno que otro vivido en propias carnes, eh?

    ResponderEliminar